Inicio Reflexiones del Nagüero Algunas veces las cosas parecen estar derrumbándose, pero sucede que sólo están...

Algunas veces las cosas parecen estar derrumbándose, pero sucede que sólo están acomodándose en su lugar.

140
0

Frecuentemente la vida nos pone a prueba, nos plantea situaciones y escenarios que «sobrepasan» nuestras capacidades: podría ser una enfermedad, una separación amorosa, la muerte de un ser querido, el fracaso de un proyecto laboral o personal, problemas económicos, etc, etc, etc…

El diario vivir conlleva diferentes circunstancias que nos pueden llevar al límite, esas avalanchas que sentimos en ocasiones hacen que nos cuestionemos si realmente tenemos la fuerza y la voluntad necesarias para seguir adelante. Peor aún nos pone en situaciones de cuestionamientos ante Dios, nos lleva a preguntarnos ¿Lo estoy haciendo mal? ¿Qué pasa conmigo? ¿Por qué a mi?

Ahora bien ante estas avalanchas que traen consigo piedras y peñones tenemos dos opciones: Dejarnos vencer, aplastar y sentir que hemos tocado fondo o sobreponernos y salir fortalecidos, apostar por la Resiliencia.

La resiliencia, según la definición de la Real Academia Española de la Lengua es la CAPACIDAD de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situaciones adversas; ahora bien en psicología se le agrega algo más al concepto de resiliencia “POSITIVAMENTE” gracias a ella somos CAPACES de afrontar y superar las crisis o situaciones potencialmente traumáticas de una manera positiva, ademas que también podemos salir FORTALECIDOS de ellas.

La resiliencia implica REESTRUCTURAR nuestros recursos psicológicos, llámese los pensamientos, emociones, y actitudes, en función de las nuevas circunstancias y de nuestras necesidades. De esta manera, las personas resilientes no solo logran adaptarse con el tiempo a esas situaciones que cambian dramáticamente sus vidas, sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para CRECER y desarrollar al máximo su potencial. Para las personas resilientes no existe una vida dura, sino momentos difíciles de los cuales alguna enseñanza nos dejan.

Todo es cuestión de CAMBIAR EL ENFOQUE, de que veamos los problemas cómo pasajeros de una guagua en la que viajamos a ver el amor de nuestra vida.

Be happy Nagüero y sé una persona RESILIENTE.