Inicio Bendiciones Levántate y resplandece

Levántate y resplandece

886
0

Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti (Isaías 60:1).

Muchas personas han aceptado el fracaso y la derrota como su estilo de vida y han llegado a pensar que no lograrán nada importante en esta vida.

Una persona que se siente fracasada y derrotada no puede vencer los malos hábitos ni tiene la fuerza para romper los círculos vicios. ¿Qué podemos hacer ante tales condiciones? ¿Habrá alguna esperanza para nosotros?

Con la ayuda de Dios debemos ponernos de pie una vez más. Debemos levantarnos. Eso implica un cambio de actitud en nuestra mente y corazón. Debemos creer que una nueva oportunidad está delante de nosotros y que, debido a que Dios está a nuestro lado, podemos salir adelante: “Mi presencia irá contigo, y te daré descanso” (Éxodo 33:14).

Además, debemos dejar que la luz de Dios brille en nuestra vida. ¿Cuál es esa luz? Una vez que Cristo ha venido a morar en nuestro corazón cuando nos arrepentimos y creímos en él, el fruto del Espíritu debe manifestarse en nosotros. Esa es la luz que debe brillar en nuestra vida: “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe” (Gálatas 5:22).

Para los hijos de Dios, aquellos que tenemos la fe de Jesucristo, la victoria, la bendición y el éxito provienen de nuestra comunión con Dios y de caminar junto a él diariamente. No acepte nunca el fracaso como su estilo de vida. Levántese y brille con la luz de Dios. Su destino cambiará por el poder del Espíritu Santo.

Hamlet Hilario

Artículo anteriorJunta Central Electoral dictó Resolución que establece la distribución de diputados y diputadas
Artículo siguienteAndrés Navarro pone en marcha campaña integral para prevenir el Bullying o Acoso Escolar
Redacción del periódico digital NAGUERO.COM. Un medio independiente, que funciona como una empresa comercial, propiedad de una sociedad anónima simplificada, compuesta por un grupo de periodistas, comunicadores, empresarios y ciudadanos de Nagua, municipio cabecera de la provincia María Trinidad Sánchez y República Dominicana.